SALA & THE STRANGE SOUNDS + LA CASA DEL ÁRBOL (26-05-2012) – Sala El Sol – Madrid

Sala & The Strange Sounds

El pasado sábado actuaron en la Sala El Sol el grupo Sala & The Strange Sounds (STSS) presentando su primer disco, “Itś alive!!”.

Los teloneros fueron La Casa del Árbol. A pesar de que llegamos comenzado ya el concierto, enseguida nos integramos con sus canciones. Además, el frontman del grupo era una cara ya conocida, Josh, uno de los integrantes de Hola a Todo El Mundo. No conocía la existencia de este grupo pero su sonido muy folk e instrumental me gustó. Y si os cuento la sorpresa que nos dieron, cuando apareció un invitado de honor, Ricky Lavado, el inagotable bateria de Standstill, ya sí que sí, me ganaron. Y describo a Ricky como “inagotable” porque Standstill estuvieron toda la semana en Madrid realizando 3 conciertos en el Círculo de Bellas Artes y la Sala Joy Slava, dando punto y final a su magnífica gira del disco “Adelante, Bonaparte” y a sus emotivos espectáculos “Room” y “La Bonaparte Ensemble”, donde lo da todo. Y aún así, a Ricky se le veía afable y predispuesto.

Cuando llegó el turno de SSTS, nos pudimos colocar en primera fila, algo que ayudó todavía más a que nos lo pasaramos en grande. No era la primera vez que les veía en directo, puesto que les había conocido en el Jack Daniels Festival, que se celebró el pasado mes de abril también en Madrid. Allí, aunque tocaron los primeros y no había apenas público que les siguiera, me gustaron bastante por el sonido fresco y marchoso de sus canciones. Y esta segunda vez me sirvió para confirmarlo, e incluso sobrepasar las expectativas que tenía del concierto.
La música que hacen Sala y compañía es muy sesentera, a lo Beatles y muy britpop. Sala es el cantante y autor de las canciones, de origen libanés, que reune muy buenos requisitos para ser un frontman en toda regla: con una buena voz, enérgico, algo caradura, que le gusta interactuar con el público. El otro componente estrella del grupo, Kjetill Hallere, que está a la batería, y es un showman: expresivo como él sólo, muy característico con su casco en la cabeza y muestra una energia y buen rollo golpeando y haciendo malabares con sus baquetas. Me pregunto ¿cuántas perderá en cada concierto? Por cierto, yo me quedé una de recuerdo…

Comenzaron con su canción “ Flip a coin”, y a partir de ahí todo el repertorio del disco debut.
De sus canciones más “lentas” tocaron “Let me Down” y “Affectology” (la cual es una alusión clara al sonido de Oasis). Porque, como anécdota, la energia de Sala, hizo que se rompiera hasta una de las cuerdas de su guitarra acústica.
A mitad del concierto aproximadamente, nos regalaron su cover de “London Calling”, y todos saltamos de alegría, aunque ya nos habían ganado con sus propias canciones. Y en el momento que tocaron el single, “No way” , todos la tarareamos, a pesar de que nadie se atrevió a llevar las bolsas en la cabeza, como en el vídeo de la canción.
En la parte final del concierto, volvieron a salir al escenario con la mítica “Girls & Boys” de Blur, canción que no falla para hacer bailar y que se entregue toda alma que se encontre en el lugar. El momento de su canción “Margot” también fue muy recordado porque todos la cororeamos.
Y como colofón final, la “tocata” que hicimos todos. Fue una sorpresa cuando comenzaron a repartir a todo el mundo panderetas, maracas, pitos y demás para que participaramos con ellos en la canción final. Se sumaron también los componentes de La Casa del Árbol y algún que otro espóntáneo. Una idea genial.

Gracias, chicos de Sala & The Strange Sounds, nos hicisteis pasar una noche de concierto muy divertida. Estoy segura que les volveré a ver, y esa próxima vez, no faltará la bolsa para No way.

Foto y Texto: Bea García Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.