SAVAGES + A Dead Forest Index (20-02-2014) – Sala Shoko – Madrid

SAVAGES

DÓNDE, CUÁNDO : Sala Shoko, 20 de febrero de 2014.

CUÁNTAS : Muchas. Llenas.

CÓMO : Conciertaco. Incontestable.

Teloner*s: SÍ, a Dead Forest Index
 


BAMBAM. Nada de esto es cierto. En el concierto solo bailamos en trance, poseídas por la llamada tribal y salvaje de las anfitrionas, así que no recordamos nada más que emociones fuertes. Pero intentaremos reconstruir algo.

Savages - Portada

 

Blanco/ negro /// silencio/ruido /// trance/catarsis

Savages - Contrastes
Savages son contrastes. El final del concierto, un extenso mantra “don’tletthefukersbringyoudown, don’tletthefukersbringyoudown, don’tletthefukersbringyoudown, don’tletthefukersbringyoudown…” ilustró la idea a la perfección: empieza con unas percusiones apenas perceptibles de bajo, a las que se iban sumando elementos para construir un ritmo pesado e hipnótico. //Ruptura// Caos y ruido y exceso //Ruptura// Vuelta a la calma.

De la misma manera disruptiva se suceden el blanco y el negro de las luces, de las camisas, de las muecas de sus caras.

 

La inmersión de lo vivencial.

Savages - inmersión
El directo de Savages es DIRECTO y demoledor. Allí el proceso compartido es único y casi inexplicable, efectivamente mediado nunca será lo mismo. Es un ritual construido con cuidado y esmero, en el que continuamente te abren la puerta para que tú, cuerpo, voz, movimiento, también contribuyas.

Antes del concierto l*s organizador*s nos hacían llegar el siguiente mensaje:

A NOTE FROM SAVAGES

OUR GOAL IS TO DISCOVER BETTER WAYS OF LIVING AND EXPERIENCING MUSIC

WE BELIEVE THAT THE USE OF PHONES TO FILM AND TAKE PICTURES DURING A GIG PREVENTS ALL OF US FROM TOTALLY IMMERSING OURSELVES

LET’S MAKE THIS EVENING SPECIAL

SILENCE YOUR PHONES»

 

Graves, graves, benditos graves.

Savages - graves
Ayse Hassan es dios, y, crea, junto a las extrañas baterías de Fay Milto, la bendita catedral en la que reverbera Savages.

 

Tienen un mensaje para ti

Savages - mensaje
Listen carefully:

TOO MANY TO CONVINCE

TOO MANY TO HIRE

AND NOTHING YOU EVER OWN

THE WORLD’S A DEAD SORRY HOLE

Continua hasta el final de Silence Yourself (que tocaron enterito), no pierdas detalle.

 

Cuando las guitarras son ruido y chirrido.

Savages - guitarra
Es extraño y refrescante ver un grupo de rock en el que la guitarra no construye los muros de la canción, sino que aparece en las esquinas, lejana, creando ecos que llenan de interés y emoción el paisaje. Hay que decir que en el Shoko, quizás, eran incluso un poco demasiado distantes, y a veces se perdían sin dejar huella.

 

Sexualidad empoderada.

Savages - sexualidad
La actitud de Jehnny Beth, Gemma Thompson, Ayse Hassan y Fay Milto respecto a sus cuerpos y a sus audiencias es a la que se refería Kim Gordon hace unas semanas en The Guardian , como, desgraciadamente, poco habitual en la industria musical.

 

No hay otra.

Savages - otra - Setlist
Pese a la hora y media de concierto (sin bises), todavía faltan canciones. Tocaron todas las de su único disco hasta la fecha, un par de inéditas y una versión de Suicide (Dream Baby Dream), que podrían haberse ahorrado. Disco nuevo ya.

 

¿QUÉ PASÓ ANTES?

A dead for estindex
A Dead Forest Index son dos, pero en directo parecen menos uno. Crean un vacío frío y desalentado, en el que resuena una versión muy desgastada de la Velvet Underground. Principalmente nos aburrimos (excepto con la excelente Distance , que fue de las pocas canciones que sobrevivió a la gélida puesta en escena) y nos pusimos a pensar en otras cosas, que pueden resumirse en los siguientes epígrafes:

• Dentro de las iglesias hace frío.

• En la era postnuclear poco queda que contar.

• Sin embargo, aunque de manera abandonada, algo están predicando. Con voces armonizadas y dimensionadas digitalmente, y baterías que mantienen su propio discurso, emiten el mensaje “no tenemos (casi) nada que decir”.



 

BAMBAM

Bambam son puñetazos de cultura.

Cansadas de la crónica musical más tradicional,

Sin los recursos de historia y sociología de la música moderna necesarios para hacer una buena contextualización, nos quedamos en la inmediatez del AHORA, en los flashazos de la vivencia, en las emociones de nuestras entrañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.